Junto al bosque

Historias pequeñas y grandes

El poder del bardo (2) 25 abril 2009

Filed under: Cuentos y leyendas — juntoalbosque @ 20:05
Tags: , , , ,

Poco mas o menos que en la época en la que los milesios conquistaban Irlanda, en Africa, en la zona del Sudán existían cuatro poderosos reinos: Nubia, Etiopía, Kordofan y Darfur. El mas miro y poderoso era el de Kordofan, también conocido como el Nap de Napata, aunque la vida de su rey era corta y triste pues solo gobernaba durante un corto periodo al final del cual moría asesinado.

El momento del magnicidio era determinado por las observaciones astronómicas de los sacerdotes del reino, que noche tras noche hacian ofrendas y oraciones y aguardaban las señales.

Así llegó al trono el rey Akaf, quien debía ser quien acabará con la antigua costumbre y, segun se cree, tambien con el poder de Napata.

El rey debía decidir quien le acompañaría el dia de su muerte. Entre los elegidos: su propia hermana Sali y su esclavo favorito, Far-li-mas.  Sali fie elegida como la joven virgen que debía guardar el fuego sagrado junto con otro muchacho. No se tomó muy bien su elección. Fa-li-mas, que había llegado hace años desde lejanas tierras era muy conocido por sus dotes como narrador.

Aterrado por la idea de que su muerte estaba cada vez mas cercana, Akaf decidó evadirse con lso cuentos de Far-li-mas y cada noche convocaba a todos sus cortesanos a una nueva sesión en la que todos se olvidaban de beber, de respirar…se quedaban extasiados. La fama de Far-li-mas hizo que llegara a ser muy respetado y rico.

Un dia, Sali pidió a su hermano poder asistir a una sesión de cuentos. Nada mas verse, los dos se enamoraron, y Far-li-mas puso en practica sus artes para lograr quedarse a solas con ella. Con sus palabras hizo que todos se durimieran menos Sali. Y decidieron que no querían morir.

Sali fue a hablar con los sacerdotes y kes convenció de que escucharan lso cuentos de Far-li-mas. les retó a que mas grande que la escritura de Dios en el cielo era el don de este de contar cuentos. Los sacerdotes empezaron a acudir a las sesiones y un anoche tras otra, Farlima dormía a los asistentes y se quedaba a solas con sali. Pero lo peor fue que los sacerdotrs descuidaron sus obligaciones. Pronto se corrió el rumor entre la poblacion de que estos habían perdido el curso de las estrellas y la posición de la luna.

No sabían cuando debía apagarse el viejo fuego y encenderse el nuevo.

Los sacerdotes culparon a Farlimas y decidieron que debia morir. peor el rey les explicó como en su pensamiento primero se había revelado la certeza de la muert ey como después le vino a la mente Far-li-mas y como los relatos de este mitigaban su angustia. Pero lso sacerdotes insisten en que Far-li-mas debe morir y por fin deciden someter el asunto a Dios. Esa tarde, Far-li-mas desde un estrado, habló en la plaza frente a la multitud. Toda la noche habló y provocó encontrados sentimientos en lso corazones, que se enfrentaron entre ellos. Y a la mañana siguiente, los sacerdotes yacían muertos en el suelo.

La antigua costumbre había llegado a su fín y Akaf reinó hasta su vejez, siendo sucedido por Far-li-mas a su muerte. Napata alcanzó la culminación de su fortuna pero tambien su final, pues la envidia llevó a la guerra y la guerra a la destrucción.

“Y no quedó nada de los grandes días excepto el recuerdo de los cuentos de Far-li-mas, que había traido de su propio país oriental mas allá del mar”.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s