Junto al bosque

Historias pequeñas y grandes

En busca del fuego 27 mayo 2009

Filed under: Mitologia — juntoalbosque @ 19:42
Tags: , , , , , , , , , , ,

Prometeo era un Titán hijo de Jápeto y Asia que un dia decidió crear un hombre del limo de la tierra. Tan orgulloso estaba de su obra que enseguida decidió completarla con habilidades, aplicaciones y diversos complementos que, gracias a su astucia, fue robando de aquí y de allá. A Hefesto y Atenea les robó la sabiduria de las artes y el fuego, con el que le dio la vida.
Los dioses parecieron dejar pasar este hecho pero, poco tiempo después, ocurrió algo que desató la colera de Zeus.
Ocurrió cuando Prometeo decidió crear el sacrificio. Mató un buey y lo dividió en dos partes: en una puso la carne y las vísceras y en la otra los huesos envueltos en la piel y cubierto todo de grasa para darle un aspecto mas apetitoso. Dio a elegir a Zeus la parte que correspondería a los dioses y este cayó en la trampa. Su enfado fue tal que le negó el fuego al hombre.
Pero Prometeo volvió a subir al cielo con ayuda de Minerva y, acercando una cañaheja al carro de Helios, robó el fuego una vez más.
Esta vez la venganza del Olimpo iba a ser ma sutil. Zeus ordenó a Hefesto que crease una mujer del barro y que la enviase a Prometeo con un jarro lleno de males. Prometeo era demasiado listo para aceptar un regalo tan sospechoso y lo reenvió a su hermano Epimeteo.
Aun así Prometeo no iba a poder dormir tranquilo durante los treinta años siguientes pues Zeus le tenía preparada otra sorpresa. Hefesto lo llevó hasta el monte Caúcaso, donde lo encadenó a una roca. Allí sufrió los ataques de un águila que le devoraba el hígado. El órgano volvía a crecer y el águila se lo volvía a comer. Y así una y otra vez hasta que un dia, un tal Hércules pasó opr allí con su arco camino del jardín de las Hespérides.
Y por supuesto, Pandora abrió la jarra.