Junto al bosque

Historias pequeñas y grandes

Creaciones 4 junio 2009

Filed under: Mitologia — juntoalbosque @ 10:35
Tags: , , , , , ,

El primer dia, Yahvé creo el cielo y la tierra. Antes solo había soledad y un abismo lleno de tinieblas. Pero Yahve dijo “haya luz” y hubo luz. Separó la luz de las tinieblas y creó asi el dia y la noche.
El segundo dia Yahve hizo el firmamento y con el separó las aguas que habia debajo de las del cielo.
El tercero separó la tierra de los mares y creó hierbas, plantas y arboles frutales.
El cuarto dia creó los cuerpos celestes, como las estrellas , el sol, la luna… y a partir de ellos establecio los dias, las estaciones, los años…
El quinto dia llenó la tierrra de especies animales aéreas y acuáticas. Y les dijo que crecieran y se multiplicasen.
El sexto dia hizo las especies terrestres y creó al hombre. Dijo “Hagamos al hombre a nuestra imagen, segun nuestra propia semejanza. Domine sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre las fieras campestres y sobre los reptiles de la tierra”. Y Yahve formó al hombre del polvo de la tierra, insuflándole en sus narices un hálito de vida. Luego dijo “No es bueno que el hombre esté solo” y, mientras dormía, le arrancó una costilla y de esa costilla formó a la mujer.

En el principio no había nada mas que oscuridad y agua, y sobre ellas reinaba Mbombo, el gran espíritu blanco. Un dia, sintió un terrible dolor de estómago y vomitó el sol, la luna y las estrellas. Con esto hubo luz por todas partes, y los ardientes rayos del sol convirtieron el agua en vapor, que se elevó en forma de nubes. Poco a poco, al ir bajando el nivel de las aguas, aparecieron colinas secas.
Mbombo volvió a vomitar, y esta vez salieronde su boca árboles y animales, personas y otras muchas cosas: la primera mujer, el leopardo, al águila, las estrellas fugaces,el yunque, el mono Fumu, el primer hombre, el firmamento, la cuchilla, la medicina y el rayo. de todos ellos, el único que ocasionaba problemas era el rayo. tenía tan mal carácter y ocasionaba tantos trastornos, que Mbombo acabó desterrándolo al cielo, donde vive actualmente. La humanidad se quedó entonces sin fuego, que hasta ese momento le había proporcionado el rayo, así Mombo les enseñó como extraer el fuego de los árboles. “Hay fuego en todo el árbol”, les dijo, y les enseñó como hacer un instrumento de madera para obtenerlo. Sin embargo, el rayo todavía sigue causando problemas de cuando en cuando, al saltar sobre la tierra para golpearla.

Tomado de: “Reyes, dioses y espíritus” de Jan Knappert.

El Universo era un huevo, que contenía a Te Mumu y Te Papa. Finalmente estalló y produjo tres capas superpuestas, la de abajo sostenía a las dos de arriba. En la capa mas baja permanecieron Te Mumu y Te Papa, quienes crearon a los hombres, a los animales y a las plantas.
El primer hombre fue Matata, producido sin brazos y quien murió poco después de llegar al mundo. El segundo fue Aitu, que vino con un brazo pero sin piernas; y también murió como su hermano mayor. Finalmente, el tercer hombre fue Hoatea (Espacio del Cielo) y estaba perfectamente formado. Después de él vino una mujer llamada Hoatu (Fructuosidad de la tierra). Se convirtió en la mujer de Hoatea y de ellos descendió la raza humana.
Cuando la mas baja capa de la Tierra se llenó de creación, el pueblo hizo una abertura, en medio de la capa superior, para poder subir a ella y allí se establecieron llevando con ellos las plantas y los animales de abajo. Luego levantaron la tercera capa (para que formara un techo a la segunda)…y por ultimo allí se establecieron , de modo que los seres humanos pudieron disponer de tres superficies.
Por encima de la Tierra estaban los cielos, también superpuestos, llegando hasta abajo y sostenidos por sus respectivos horizontes, algunos de ellos confundidos con los de la Tierra; y la gente siguió trabajando expandiendo de esta manera un cielo por encima del otro, hasta que todos estuvieron en orden.

Tomado de: “El héroe de las mil caras”, de J. Campbell.

Anuncios
 

El pequeño Dios que detuvo al sol 25 mayo 2009

Filed under: Cuentos y leyendas,Mitologia — juntoalbosque @ 08:56
Tags: , , , , ,

Cuando Maui era joven, los dias eran muy cortos. Maui vivia con su madre, que nunca conseguía completar sus tareas antes de que se pusiera el sol.

Pero desde su nacimiento Maui, pequeño en tamaño pero grande en astucia y conocido con el apodo de “El de las mil estratagemas”, tenía solución para todo. ¿Y si consiguiera hacer que el sol se moviera mas lentamente?.

Armado de unas fuertes cuerdas hechas de fibra de coco y una maza, partió hacia el Este y allí esperó a que el sol apareciera, como cada mañana. Cuando este asomó su cabeza, le arrojó el lazo. Pero la cuerda se quemó.

No se iba a rendir tan facilmente. Para su segundo intento preparó una cuerda con los cabellos de su esposa Hina, cogió la mandibula de su abuela  y se llevó a sus cinco hermanos como ayudantes.

Una vez mas, el sol asomó su cabeza por el horizonte y Maui lo atrapó con la cuerda mágica-ignífuga. Entre los seis hermanos tiraron de ella hasta detener al sol. Para rematar, lo golpeó con la mandibula y el sol se quedó tan debil que ya no podia correr. Solo arrastrarse lentamente por el cielo. Pero Maui solo aceptó liberarle cuando el sol se comprometió a viajar  mas despacio, para que la gente tuviera tiempo de realizar sus tareas.

No fue la unica hazaña digna de mención de Maui. En otra ocasión robó el fuego del mundo subterraneo para darselo a la humanidad. Lo tenía la diosa Mahuika, abuela de Maui,  en la incandescentes yemas de sus dedos. Maui logró que le diera uno de sus dedos para que los hombres pudieran calentarse y cocinar su comida pero en el viaje de regreso lo perdió y volvió a pedir otro dedo. Mahuika se enfureció tanto que arrojó el dedo sobre un bosque, que se incendió causando una gran catástrofe. Maui pidió ayuda a los dioses de la lluvia y el incendio se apagó pero muchas semillas de fuego habian quedado en los árboles que desde ese momento sirvieron a los hombres para hacerlo a su voluntad.